1985 – 1995

El quinquenio 1985-90 marca una etapa con el ingreso de España en la Comunidad Europea como miembro de pleno derecho. La demanda de máquinas – herramienta sube con fuerza y la producción se multiplica por 2,5, con una nueva e intensa reorganización del sector y atención prioritaria a la innovación tecnológica.

En este desarrollo de la máquina – herramienta cabe destacar la positiva influencia que tuvieron actuaciones como los programas CN-100/200 y el Plan de Relanzamiento Excepcional de Empresas y Sector Industrial (PRE) del Gobierno Vasco, el programa CN-1000 del Ministerio de Industria y las ayudas del Instituto de Comercio Exterior (ICEX) a la internacionalización de empresas.

El comienzo de la década de los 90 abre una nueva etapa para el sector, con la crisis de la Guerra del Golfo Pérsico y el colapso de los Países del Este y la ex Unión Soviética, con sus negativas consecuencias para la economía mundial por la incertidumbre creada. Los efectos para el sector se traducen en nuevas readaptaciones para mejorar la competitividad.

El año 1991 marcó el comienzo de otra fuerte crisis mundial, que repercutió muy negativamente en el sector, originada por la concentración de una serie de acontecimientos como la guerra del Golfo Pérsico, la crisis de la industria del automóvil y el desmoronamiento de los países del Este de Europa, con la Unión Soviética a la cabeza. En conjunto, estos acontecimientos representaron una nueva etapa de cambios profundos y diversos que determinaron nuevas reestructuraciones, y readaptaciones empresariales, seguidos de desaparición de empresas menos competitivas ante las pérdidas registradas.

En el ámbito de la formación técnica y profesional, como factor básico de las mejoras de competitividad necesarias para el sector, es significativo que en 1991 se inauguró el Instituto de Máquina–Herramienta (IMH) de Elgoibar. Los primeros pasos de promoción del mismo se iniciaron en 1986, bajo el liderazgo de AFM, con la colaboración de empresas, entidades e instituciones del sector de la enseñanza profesional, del sector financiero, centrales sindicales, etc., y muy especialmente con la colaboración del Gobierno Vasco, Diputación de Guipúzcoa y Ayuntamiento de Elgoibar.

La producción del sector disminuyó de 622 millones de € en 1990 a 362 millones de € en 1994 y las ventas en el mercado interior, de 345 millones de € a 153 millones de €. El consumo aparente del mercado interior bajó de 666 millones a 317 millones y la exportación de 277 millones a 209 millones.

Durante este nuevo período de crisis internacional, el sector se sometió a una profunda reestructuración, mediante la renovación del personal, con la incorporación de personas preparadas técnicamente, la racionalización de procesos de fabricación y compras, la formación de grupos de fabricantes, consorcios y alianzas estratégicas, junto a la intensificación de las actividades de exportación.

Esta etapa de crisis fue internacional y afectó a los principales países productores de máquinas–herramienta, con una sustancial disminución de la demanda, en torno al 50% de la existente antes de la crisis.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR