1940 – 1960

La década de los años cuarenta se caracterizó como un período lleno de dificultades y carencia de todo tipo de productos. La salida de la Guerra Civil, el inicio de la Segunda Guerra Mundial y la situación de autarquía produjeron un mercado de fuerte demanda que absorbía todo lo que se producía. Fue una época de restricciones eléctricas, con falta de acero, fundición, motores, herramientas, etc.
Ante la disponibilidad de mano de obra abundante y la escasa posibilidad de adquirir máquinas -herramienta, no existía demasiado interés en mejorar los procesos de fabricación. La utilización de máquinas con motor eléctrico incorporado, para trabajar a altas velocidades de corte, usando herramientas adecuadas, no era accesible para una industria que seguía utilizando transmisión general de accionamiento, que empleaba herramientas de corte de acero al carbono aleado, en la mayoría de los casos, a pesar de que hacía años que el acero rápido y el carburo de tungsteno se habían generalizado.
Hasta 1950, salvo excepciones, las piezas cilíndricas se terminaban en torno con lima y lija. Los engranajes eran de fundición y se tallaban en fresadora universal; en muchos casos los chaveteros de engranajes, casquillos y poleas se realizaban con cincel y se ajustaban a lima. La fabricación era totalmente integral, fabricándose incluso las rótulas cardan para las fresadoras. En todos los talleres mecánicos era imprescindible la instalación de una fragua, en donde cada oficial forjaba, templaba y preparaba sus propias herramientas.
La intercambiabilidad en esta época era inexistente, constituyendo la construcción de máquinas una verdadera obra de arte, en la que intervenían expertos oficiales que llevaban muchos años en el oficio. En el caso de torneros y fresadores se requería una formación teórica importante, puesto que el oficio llevaba implícito el conocimiento para realizar todo tipo de cálculos que no figuraban en los planos, para resolver mecanizados de roscas, conos, tallado de engranajes rectos, helicoidales y cónicos.
En la década de los cincuenta se independizan numerosos técnicos y oficiales, que montan sus talleres con capitales muy pequeños, y se inicia una nueva etapa en la construcción de máquinas-herramienta. Se perfeccionan los modelos antiguos, nacen nuevos tipos de máquinas y en definitiva se produce una evolución muy favorable.
En esta misma década, se dan una serie de circunstancias favorables que facilitan el desarrollo del sector de máquinas – herramienta: finaliza el aislamiento político y económico, iniciado en 1946 después de la segunda Guerra Mundial. En 1953 se firman los acuerdos con Estados Unidos, y en 1955 con la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Se ingresa en la Organización de Cooperación y de Desarrollo Económico (O.C.D.E) en 1958, beneficiándose la industria de aportaciones tecnológicas internacionales. Las empresas empiezan a preocuparse por la organización del trabajo, iniciándose, por compañías especializadas, estudios para la mejora de métodos de fabricación y aplicación de tiempos de trabajo.

En el ámbito comercial, en la década de los años cuarenta, destacó la puesta en marcha de la operación G, que pasó a llamarse M-1, permitiendo a los exportadores de productos industriales disponer del 10% de las reservas generadas por sus envíos al exterior para la importación de materias primas y hasta el 25% para las compras de maquinaria y sus repuestos, posibilitando la renovación de instalaciones y parques de maquinaria.

En el período comprendido entre 1952-1960, ambos inclusive, nacieron unas 80 nuevas empresas para la construcción de máquinas-herramienta, de las cuales 56 se crearon en el País Vasco, 10 en Cataluña, 4 en Logroño, 4 en Zaragoza y el resto en Madrid, Valladolid, Santander y Oviedo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR